ASACHI

Manuel Flores, Presidente de ASACHI:

Hace 15 años fundamos la Asociación de Amistad de China El Salvador (ASACHI).

Conocí a Madame Li Xiaolin, hija del expresidente de la República Popular China, Li Xiannian. Ella es la presidenta de La Asociación de Amistad del pueblo chino con el Extranjero.

Hace 15 años, junto a un grupo de amigos, fundamos la Asociación Salvadoreña de Amistad con el Pueblo de China –ASACHI- y la Federación Centroamericana de Amistad con China (FCACHI), de las cuales Manuel Flores es su presidente.

Por muchos años mi trabajo, y el del colectivo, estuvo encaminado a fortalecer las relaciones de amistad, porque es precisamente las palabras de Zhou Enlai, primer canciller Chino, a quien el presidente Mao Zedong le encomendó la creación de los andamios iniciales de la nueva cancillería de la recién creada República Popular China el primero de octubre de 1949.

Zhou Enlai manifestó lo siguiente: “La amistad es más importante que cualquier relaciones diplomática, porque la amistad perdura para siempre y las relaciones diplomáticas se pueden romper en cualquier momento”. Esta aseveración marcó mi vida y determinó mi opción de trabajar por la amistad con todos los pueblos del mundo.

Ante esa realidad me parece que la amistad es el punto más cercano para resolver cualquier conflicto. La diplomacia puede usarse para resolver cualquier situación pero si la diplomacia no va junto con la amistad no tiene ningún objetivo.

Cuando en China comenzó la ruta de la seda, hace casi 2140 años, el emperador Qin Shi Huang comenzó a trabajar una ruta del comercio de la seda a países de Eurasia para luego llegar hasta Roma donde pagaban el mejor precio de la seda.

Durante el trayecto de las caravanas de camellos, con cargamentos de seda, estos eran asaltados frecuentemente por vándalos, entonces el emperador envió a un embajador, que durante 13 años, promovió la amistad y la diplomacia con esos pueblos y les dijo que en lugar de robarse compartieran ganancias, porque si robaban unos perdían y otros ganaban, pero que si negociaban y compartían todos eran felices. Entonces eso se llama diplomacia.

Pero, antes de desarrollar una buena relación diplomática, hay que promover una buena relación de amistad.

Mi trabajo y el de mi equipo ha sido el de promover el conocimiento mutuo de ambos pueblos, acercar China a El Salvador y El Salvador a China, para que la gente conozca lo que es China y viceversa; fue una lucha muy dura, porque nuestro país tiene muy poco conocimiento de la situación en China.

Me interesa la amistad porque eso permitió que exista lo que tenemos.

He viajado a China muchas veces. Me he reunido con el Presidente Xi Jinping. He conocido al expresidente Hu Jintao. He sido atendido por personeros de cancillería, incluyendo cancilleres y vicecancilleres, así como gobernadores de provincias, presidentes y vicepresidentes de la Asamblea Popular Nacional China –APN-, con representantes empresariales y de comercio, como por ejemplo presidentes y vicepresidentes de El Consejo Chino para la Promoción del Comercio Internacional –CCPIT-; y lo más importante: he desarrollado una relación de amistad con el pueblo Chino.